La localización hace la diferencia

«La percepción del cliente es su realidad», comenta Kate Zabriskie, una conocida instructora de negocios. La localización es una percepción que en ACSI nos gustaría convertir en una realidad cotidiana. Es probable que las empresas experimenten una caída en sus cifras si no participan en la «localización», en la que una empresa toma algo global y crea un producto característicamente local o centrado en un lugar específico. En estos momentos, ACSI está creciendo para involucrar múltiples servicios para ayudarlo aún más. Por ejemplo, la localización de sitios web se enorgullece de tener un enfoque lingüístico preciso. ACSI puede lograr esto tomando un sitio web existente y modificándolo para reflejar el idioma específico y las preferencias culturales. Queremos que estos cambios sean naturales para nuestros clientes que reciben el contenido; que se pueden lograr a través de imágenes, contenido y diseño general del sitio actualizados y localizados.

ACSI destaca la importancia de la localización en nuestro modelo de madurez de acceso lingüístico (Language Access Maturity Model™, LAMM), cuyos 9 niveles explican cómo una organización integra los servicios lingüísticos en su negocio, creando objetivos de mejora. La necesidad de localización comienza a cobrar importancia alrededor del Nivel 2 de nuestro modelo, al que llamamos Recurrente. En este nivel, su organización apenas está comenzando a crear procesos para las tareas de localización básicas, y se da cuenta también de que se beneficiaría de un líder. Sin procesos formales, tecnología o personal existentes, su organización solo puede responder a oportunidades en el Nivel 1, o de manera particular (Ad Hoc), lo que impide que su empresa crezca o avance de ninguna manera. Al incrementar la comprensión del cliente de lo que se necesita para que la empresa sea productiva podrá trasladarlos a través de cada nivel LAMM hacia un éxito cada vez mayor.

Los consumidores pueden beneficiarse del acceso lingüístico localizado de ACSI a través de documentos traducidos a nivel federal o local, soporte técnico en el idioma local, traducción e interpretación minorista, localización de sitios web y aprendizaje electrónico, entre otros. Queremos que todos se sientan escuchados y quizás incluso representados personalmente. Es más probable que las empresas locales compren materiales y documentos traducidos. Este enfoque crea un sistema de comprensión y confianza en el idioma, que es importante para nuestro equipo de ACSI. Brevemente, aquí hay algunas funciones de localización positivas que ayudan a aumentar las ventas:

  • Marketing: si el comprador entiende la mercancía, hay más posibilidades de que realice la compra

  • Documentación: un aumento de la traducción (por ejemplo, médica) genera un potencial de compra más completo

  • Administración: sin instrucción de idiomas, el personal de TI deberá poseer más habilidades

  • Soporte: adaptación de documentos de soporte (por ejemplo, manuales de instrucciones)

Ahora, volvamos un poco hacia atrás para pensar un momento de manera global: parece contrario a la intuición que la local-ización sería integral en un mercado internacional exitoso, pero lo que este fenómeno permite a los consumidores y los compradores son cada vez más y más opciones. La localización comienza con la traducción de las palabras. Casi el 90% de las principales empresas mundiales acuerdan revelar que buscan localizar sus contenidos, lo que respalda la frase simple, pero muy importante: «Cliente feliz = Crecimiento empresarial».